26.7 C
Santo Domingo
sábado, septiembre 25, 2021
Mas

    El centroderecha en Países Bajos se niega a negociar un gobierno con la izquierda

    La Haya.- Los liberales del primer ministro neerlandés en funciones Mark Rutte y los democristianos se negaron este martes a negociar un acuerdo de coalición con un bloque de partidos de izquierdas, la opción vista como la más viable para lograr un futuro gobierno estable con mayoría en el Parlamento y el Senado.

    El liberal de derechas VVD y el democristiano CDA, que suman 34 y 15 escaños en el Parlamento (de 150 diputados), no quieren estar en un mismo gobierno con un bloque del socialdemócrata PvdA (9 escaños) y la izquierda verde GroenLinks (8 escaños), la opción que exige el progresista D66 para sumar sus 24 escaños a una futura coalición de gobierno.

    Esta combinación de cinco partidos obtendría no solo una mayoría parlamentaria suficiente que permita tener un gobierno estable durante los próximos cuatro años, sino que también obtendría más de la mitad del respaldo en el Senado, cámara que tiene la última palabra sobre la aprobación de los proyectos de ley respaldados antes en el Parlamento.

    Esto no ocurriría con la otra opción sobre la mesa, la preferida por Rutte: VVD, CDA y D66 con Unión Cristiana (CU), un partido que tendría los escaños para la mayoría en una cámara, pero no en el Senado. Esta combinación es la misma que conforma la actual coalición en funciones, que lidera Rutte desde 2017 y que tuvo que presentar su dimisión en bloque el pasado enero tras un escándalo de ayudas sociales a las familias con hijos.

    El partido progresista D66 no está dispuesto a volver a estar en un mismo gobierno con CU porque eso supondría volver a renunciar a sus propuestas en temas sensibles para el partido cristiano, como el aborto o la ampliación de la ley de la eutanasia a personas mayores que consideren que ya han completado su vida sin tener una enfermedad grave.

    Los temas de ética médica son los que han llevado a D66 a vetar a CU de cara al futuro, y anteponer al bloque de izquierda formado por el PvdA y GroenLinks, que han dejado claro antes de las elecciones del pasado marzo que estarán solo juntos en una futura coalición, y no por separado. De lo contrario, prefieren actuar juntos como partidos de la oposición.

    Pero Lilianne Ploumen (PvdA) y Jesse Klaver (GroenLinks), que se han reunido hoy con Mariëtte Hamer, la “informateur”(persona que tantea el terreno para la futura coalición), confirmaron que Rutte (VVD) y el líder de CDA, que es el ministro en funciones de Finanzas Wopke Hoekstra, no quieren negociar con ellos. Creen que girarían demasiado la balanza hacia la izquierda.

    Ploumen tildó de “desafortunado” que no haya negociaciones con la izquierda “porque Países Bajos está esperando soluciones y se están perdiendo un poco de visto eso”, mientras que Klaver consideró “antineerlandés” que los otros dos partidos veten a la izquierda.

    La tarde de este martes se volverán a reunir los partidos que no se excluyen mutuamente: VVD, CDA y D66, con un posible gobierno en minorías como opción.

    El diálogo para la formación de gobierno lleva ya cinco meses y medio, dado que los dos partidos que ganaron las elecciones de marzo -VVD y D66- quieren combinaciones que van en direcciones diferentes, y de momento hay pocas perspectivas de un acuerdo.

    Fotografía principal:EFE/EPA/LEX VAN LIESHOUT

    Algo más

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

    -Publicidad -

    Noticias relacionadas

    Síguenos

    301FansMe gusta
    96SeguidoresSeguir
    26SeguidoresSeguir

    Las más leídas

    ¿Quieres estar al día con las últimas noticias?

    ¡Nos encantaría saber de usted! Complete sus datos y nos mantendremos en contacto. ¡Es así de simple!