Unicef denuncia más de 1,800 niños han sido deportados hacía Haití sin sus padres

Washington, 22 nov (EFE).- Cientos de niños han sido expulsados desde la República Dominicana a Haití sin sus padres, como parte de la política que sigue Santo Domingo para deportar a los presuntos inmigrantes indocumentados, asegura este martes la cadena estadounidense CNN.

“La Agencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha recibido al menos 1.800 niños no acompañados entregados por las autoridades de inmigración dominicanas a Haití desde que comenzó el año”, explicó un portavoz de este organismo a la cadena de televisión.

Muchos de los menores sin documentos de identidad son deportados a Haití entre grupos de adultos, lo que plantea dudas sobre cómo las autoridades dominicanas pueden confirmar que son inmigrantes haitianos, aseguró el portavoz de Unicef, cuya identidad no fue revelada.

Estas informaciones se producen en medio de la polémica y el cruce de acusaciones entre las autoridades haitianas y dominicanas sobre el trato que reciben los inmigrantes del primero en el país vecino.

El pasado domingo, el Gobierno haitiano condenó el trato “vergonzoso” e “inhumano” que reciben sus ciudadanos en la República Dominicana.

Fue el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cultos haitiano el que denunció en un comunicado estos “tratos vergonzosos e inhumanos que empañan la imagen de la República Dominicana en todo el mundo y ponen en peligro el espíritu de paz y armonía que deben guiar las relaciones entre los dos países que comparten la isla”.

República Dominicana ha incrementado en las últimas semanas las deportaciones de ciudadanos haitianos indocumentados, como parte de la política migratoria que defiende el presidente del país, Luis Abinader.

El propio mandatario se expresó la semana pasada en contra de las declaraciones del alto comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, quien pidió a la República Dominicana y otros países de la región detener las deportaciones de haitianos a su país de origen.

En esa oportunidad, Abinader calificó esos pronunciamientos de “inaceptables” e “irresponsables”, además de anunciar que las deportaciones de haitianos indocumentados no solo continuarían sino que se incrementarían.

En República Dominicana, país que comparte la isla Hispaniola con Haití, residen miles de ciudadanos haitianos, la mayoría de ellos en condiciones de migración irregular.

La CNN recordó que la República Dominicana ha buscado durante mucho tiempo reducir la población haitiana dentro de sus fronteras.

Pero la última ola de deportaciones de este año se está produciendo a una velocidad y amplitud sorprendentes, lo que ha llevado a los críticos a acusar al gobierno de la nación caribeña de discriminación racial, ejecución caótica y desprecio por los derechos humanos y las familias mientras los agentes de inmigración sacan a la gente del país. EFE

int-rml/hma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí